PRELATURA

DE JULI

¿SABÍAS QUE HAY UNA FAMILIA ENTERA QUE ESTÁ EN PROCESO DE BEATIFICACIÓN?

 
La familia polaca conformada por Józef y Wiktoria Ulma y sus siete hijos, y que fue asesinada hace 77 años por ayudar a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Conocidos como “los samaritanos de Markowa”, eran agricultores que vivieron en la pequeña ciudad polaca de Markowa en el condado de Lancut, distrito de Rzeszow. Fueron asesinados el 24 de marzo de 1944 por los nazis por haber escondido a ocho judíos en su finca.
 
“En el caso de la familia Ulma se trata de demostrar que fueron martirizados por su fe en Cristo, y los perseguidores, unos soldados alemanes, los privaron de la vida por odio a la fe de la familia o por la virtud resultante desde la fe, en este caso el amor al prójimo”.
 
La edad de los niños osilaba entre un año (el más pequeño) y 8 años (el más grande). El nombre de estos son Maria, Antoni, Franciszek, Władysław, Barbara, Stanisława. El séptimo fue un niño no nacido que Wiktoria Ulma llevaba en su vientre.
 
En 2004 se inauguró en Markowa un monumento en recuerdo de Josef y Wiktoria Ulma y sus siete hijos.
 
Es impresionante el hecho de que unos soldados, por la causa que fuera, asesinaran a esta familia completa, imaginen ustedes la dureza del corazón de los soldados para asesinar a estos pequeños y a sus padres, añadiendo que la mamá se encontraba embarazada.
 
Sin embargo, esta tragedia que aconteció hace unos años, ahora se convierte en un gozo para la Iglesia al saber que la familia entera se encuentra en proceso de beatificación, y es que precisamente esta es la destrucción de la muerte que nos trajo Jesucristo en la cruz. Así es como ha sido vencida la muerte.